¿TE PODEMOS AYUDAR?

Categoría: Proyectos

Restauración de la fachada de la Casa Surga Utrera

Utrera es uno de los pueblos más importantes de la Campiña Sevillana, su centro histórico está declarado Bien de Interés Cultural en calidad de Conjunto Histórico-Artístico desde 2002.

Su origen se remonta a la prehistoria, destaca el hallazgo de monumentos funerarios megalíticos y se han localizado vestigios de restos fenicios, tartésicos y turdetanos. De la época romana se encuentran datos escritos de la existencia de esta población y monumentos como el Puente de Alcantarilla por el que discurría la Vía Augusta que unía la Bética con el norte de la península.

Contiene un importante patrimonio religioso como las iglesias de Santa María de Mesa, la de Santiago el Mayor, el Santuario de Nuestra Señora de Consolación además de múltiples conventos, capillas e iglesias menores, a destacar su tradición del “Volteo de Campanas”, una peligrosa tradición en la que rivalizan sus principales iglesias a la hora de hacerlas sonar en ocasiones especiales.

Su arquitectura civil es rica e incluye su castillo, múltiples palacios que con el tiempo han sido transformados en edificios públicos, su teatro, sus plazas y fuentes.

En esta ocasión intervendremos con el montaje del andamio para la restauración de la fachada principal de la Casa Surga, edificio señorial de estilo barroco sevillano fechado en 1783.

En cuanto al andamio instalado, se diseña para realizar la restauración de una fachada que presenta múltiples salientes y entrantes y a la que los restauradores tienen que acceder de forma cómoda y segura, pues su trabajo es minucioso y requiere una máxima concentración.

La mayor dificultad la encontramos en el acceso al edificio por su puerta principal, una bella portada de piedra que presenta un balcón de sinuosa planta y elementos decorativos. La estructura se estudia para dominar toda la superficie desde los bajos de dicho balcón hasta el labrado de la portada en la planta primera. En la segunda planta el paramento se desplaza al interior y un conjunto de ventanas con arco de medio punto nos lleva a la colocación de barandillas interiores.

Para realizar el proceso de restauración de una fachada como esta, no vale estirarse, tener cuidado con huecos y rendijas ni crear situaciones de peligro que condicionen el trabajo del restaurador.

La consolidación de los paramentos y la restauración de los restos de pintura mural que aparecen en la primera y segunda planta, cubiertos con múltiples capas de cal y que han permitido que se conserven durante años, ahora hay que retirarlos con un delicado procedimiento que devolverá a este palacio buena parte de su antiguo esplendor. Por su importancia y significado seguiremos esta intervención durante todo su proceso y presentaremos su resultado final.

Plano del montaje del andamio para restauración de la fachada de la “Casa Surga” en Utrera (Sevilla)

Fotos del montaje del andamio para restauración de la fachada de la “Casa Surga” en Utrera (Sevilla)

La casa Surga en Utrera

En los siglos XVII y XVIII la localidad de Utrera, al igual que otros pueblos de la provincia y por ende del antiguo reino de Sevilla, que comprendía además la provincia de Huelva, Cádiz, el Peñón de Gibraltar, la depresión de Antequera en Málaga y algunos municipios del sur de Badajoz, verán emerger su economía y comenzará un periodo de expansión. Será la época de la construcción de las principales iglesias que han llegado a nuestros días. El terremoto de Lisboa de 1755 dañará gravemente a muchos templos que serían reconstruidos o rehabilitados, pero este auge constructivo no afecta solamente al patrimonio religioso, los personajes potentados de cada localidad construirán palacios como residencia y en muchas ocasiones rivalizaran entre ellos para demostrar su riqueza.

La casa de los Surga o Casa Surga de Utrera es un ejemplo de la arquitectura señorial típica sevillana, en ella se conjuga el edificio principal o señorío y la casa de labor.

De estilo barroco sevillano fue mandada construir en 1783 por Francisco Fernández de Abazuza, un pudiente personaje local que hizo fortuna en las Américas.

Destaca su fachada principal con su portada situada en el lateral derecho, labrada en piedra de martelilla muy porosa y que muestra una rica decoración, siendo una de las más bellas de esta localidad. En su planta baja también destacan sus tres ventanales miradores con enrejado, que se asoman al acerado y presentan una sobrecubierta decorada con ladrillos y elementos cerámicos aplantillados y restos de pintura mural. En la planta noble tres ventanas en saledizo, se disponen entre amplios paramentos ricamente decorados con esgrafiados y pintura mural de color rojizo.

Su ático o sobrado en forma de mirador, presenta trece ventanas con arquería de medio punto que se disponen sobre pilastras, esta es la zona más rica y decorada del edificio mostrando una variada policromía.

Desde el zaguán se accedía por una entrada acodada a un amplio patio con arcos de medio punto soportados por columnas de mármol y jambas que conformaban las bóvedas, también destacaban las yeserías de sus techos y sus puertas de casetones decoradas con peinazos. Una majestuosa escalera daba acceso a la casa señorial y una rica vegetación impregnaba de naturaleza aquel espacio.

Tras este patio se disponía el de labor, que albergaba las dependencias de los trabajadores, las maquinarias, los aperos de labranza y los productos recolectados. Un portalón comunicaba este espacio con la vereda que llevaba a las tierras del hacendado.

El historiador local Javier Mena, comenta sobre los frescos encontrados que «se trata de pinturas que pueden datarse del siglo XVIII y en las que podemos ver motivos indígenas y algunas cabezas de ángeles. Las pinturas más valiosas se encuentran en la parte del mirador de la casa».

Según las crónicas antiguas de Utrera, este edificio guardaba en su interior una rica y opulenta decoración. A mediados del siglo XX se abandona y comienza un espolio que se acompasa en el tiempo con su deterioro, hasta llegar a encontrarse en un estado ruinoso.

Durante años una estructura metálica que partía de dados de hormigón se ha encargado de mantener en pie lo que quedaba de este impresionante edificio. Intervenciones recientes han consolidado y reconstruido su interior devolviéndole su habitabilidad y transformándolo en un espacio cultural para el uso y disfrute de los habitantes de esta ciudad.

Pero además de la existencia de las pinturas murales que han aparecido tras una gruesa capa de cal, la mayoría de los utreranos desconocen que la portada de la Casa Surga quiso ser comprada por el Hotel Macarena de Sevilla, y tras la negativa de los propietarios a venderla, hicieron una réplica de esta y es la que luce en la entrada de dicho establecimiento.

Sobre la empresa que realiza la restauración:

La restauración de la fachada del edificio y la recuperación de las pinturas murales, correrá a cargo de MARVE CONSERVACIÓN Y RESTAURACIÓN, empresa compuesta por un equipo de profesionales con más de 20 años de experiencia, que trabajan para la conservación y mantenimiento del patrimonio.

Galardonada en 2019 por el COAS (Colegio de Arquitectos de Sevilla) con el ¨PRIMER PREMIO¨ en la modalidad de ¨ARQUITECTURA & SOCIEDAD 2019¨ por los trabajos realizados en la restauración del ¨Cenador del León¨ del Real Alcázar de Sevilla, una profunda actuación que interviene en el pabellón, el estanque y los jardines adyacentes.

Se llevarán a cabo trabajos de reintegración de pinturas, mejora del pavimento, eliminación de humedades en los muros, rehabilitación de la cubierta, recuperación de la fuente e impermeabilización del estanque, de cuyos muros exteriores han salido a la luz pinturas murales medievales, de las que no se conocía su existencia y que parecen ser de la época de Pedro I.

MARVE cuenta con la clasificación K7, que la reconoce como empresa de restauración y rehabilitación y le permite contratar obras de conservación del Patrimonio con las diferentes administraciones del Estado.

Su personal está altamente especializado en la aplicación de todo tipo de técnicas tradicionales como los esgrafiados (incisos y vaciados), frescos, pinturas a la cal, estucos (mármol, a la martillina o al fuego), tadelak, aterrajados, etc, además realizan tallas en piedra y llevan a cabo restauraciones pétreas, cerámicas y de bronce.

Un equipo de profesionales que buscan la excelencia en el acabado de sus trabajos y la dedicación y el esmero en la ejecución de los proyectos que se les encomiendan.

Algunos de sus proyectos realizados:

Restauración por fases de las fachadas renacentistas del Ayuntamiento de Sevilla.

Restauración cerámica de la puerta de la iglesia del convento de Santa Paula. (Niculoso Pisano y Pedro Millán)

Restauración de las galerías adyacentes a la Puerta de Pedro I en el Alcázar de Sevilla.

Restauración de la torre de la Iglesia de San Bartolomé en el barrio de Santa Cruz de Sevilla.

Restauración del templete de la Cruz del Campo en Sevilla.

Restauración de la veleta de la torre de la Iglesia de Nuestra Señora de la Granada de Moguer.

Recuperación y uso de este espacio como centro cultural

Tras décadas de abandono, el 3 de mayo de 2019 se inaugura la Casa Surga como centro cultural, cientos de personas ya han podido disfrutar de este espacio y de los eventos desarrollados en él, os adjunto un enlace para que podáis conocer el proyecto de construcción que respeta en su integridad lo que la historia nos ha dejado de este maravilloso edificio castigado por la ruina, el deterioro y el abandono de este palacio símbolo de un pueblo, que pronto recuperará todo su esplendor.

HABILITACIÓN DE LA CASA SURGA PARA CENTRO CULTURAL / ND_ARQUITECTOS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *

MENÚ