¿TE PODEMOS AYUDAR?

Categoría: Proyectos

Andamios para la última fase de la restauración de las fachadas renacentistas de Diego de Riaño

Diego de Riaño, que comprenden desde la Puerta de Campanillas a la Puerta del Príncipe, se monta el cuarto y último tramo de 30m de longitud, será un incremento sobre el tercer tramo en el que aún se está interviniendo. Como la operación comienza con la limpieza de la piedra mediante chorreo, y debido al emplazamiento de la intervención en la que hay una gran afluencia de personas, al ser la zona de entrada oficial de visitantes a la Catedral, se hace imprescindible crear un cerramiento estanco con una lona impermeable que impida la salida de micro partículas. Para esta fase de la restauración utilizaremos un toldo Monarflex que se fija a los elementos del andamio mediante ojales y fijaciones. Será necesario sobre amarrar el andamio para contrarrestar el empuje del viento en una superficie con nula permeabilidad a este elemento.
El trabajo se hace tedioso en el interior de esta burbuja mientras se lleva a cabo la actividad de chorreo, el material se esparce y se mantiene en suspensión durante un largo periodo de tiempo. Es imprescindible el uso de escafandras climatizadas que permitan trabajar en este espacio. Pero también habrá que tener en cuenta la temperatura ambiente en una ciudad del sur en la que las temperaturas se elevan por encima de los 40 grados en el verano, que es la fecha en la que se está interviniendo. Se utilizarán las primeras horas de la mañana para este quehacer. Una vez terminado el periodo de chorreo, se retira la lona y se coloca una malla mosquitera en todo el perímetro del andamio que impide la salida de pequeños fragmentos pero que con su alta permeabilidad permite el paso fluido del viento. Pequeños tramos de arpillera sirven de parasoles durante los trabajos posteriores que exigen estar largos periodos de tiempo en un mismo lugar. Para esta intervención estamos utilizando un andamio de doble ancho de plataforma de trabajo, con elementos de cruce tapando todos los huecos que se producen en una fachada con múltiples entrantes y salientes: zócalos, pilastras, capiteles y cornisas, que sobresalen hasta 0.80m al exterior. También habrá que librar rejas y columnas adosadas a la fachada e intervenir en un hueco de ventana circular que se introduce más de 1m en el muro. Como complementos, este andamio cuenta para el acceso de los trabajadores de escaleras de manos libres (además dispone de plataformas con trampilla para situaciones de urgencia en caso de que quedara inutilizada la primera) y de un montacargas adosado al andamio que permite elevar los materiales necesarios para la intervención a las diferentes plantas.

PLANO DEL MONTAJE DEL ANDAMIO PARA LA RESTAURACIÓN DE FACHADAS:

FOTOS DEL MONTAJE DEL ANDAMIO PARA LA RESTAURACIÓN DE FACHADAS:

Catálogo de montacargas de andamios

Catálogo de escaleras de andamios

DIEGO DE RIAÑO EN LA CATEDRAL DE SEVILLA.

Diego de Riaño será el primer arquitecto del renacimiento sevillano, nacido en Riaño (Cantabria) a finales del siglo XV emigra a Sevilla para realizar su función de cantero en la catedral, será en 1517 cuando se documenta su presencia en la ciudad, pues consta que en una pelea mata a otro cantero cántabro, huyendo a Portugal. En Lisboa trabajó en la construcción de la Torre Belem hasta 1522.

Torre Belem (Lisboa)

En 1523 vuelve a Sevilla y en 1527 dirigía las obras del nuevo Ayuntamiento hispalense. El 28 de enero de 1528 será nombrado Maestro Mayor de la Catedral de Sevilla, donde comenzará las obras de ampliación del templo y finalizará las capillas de alabastro de La Estrella y la de San Gregorio situadas en el flanco del coro.

Capillas de la Estrella y de San Gregorio

Esta ampliación que ocuparía el ángulo sur oriental de la Catedral y necesitaba de la construcción de una fachada exterior está comprendida ente la Puerta de Campanilla y la Puerta del Príncipe y mira a las murallas del Real Alcázar.

Fachada renacentista de Diego de Riaño.

Será la primera fachada renacentista religiosa de orden gigante del arte sevillano y en este espacio se ubicarán la Sacristía Mayor, la Sacristía de los Cálices, el Patio de los Óleos, realizará las trazas de la Sala Capitular y una pequeña oficina gótica que aún se conserva y es muy parecida a los trabajos realizados en el Ayuntamiento.

Sacristía Mayor.

Sacristía de los Cálices.

Otras obras de Diego de Riaño:

En la ciudad de Sevilla: En 1526 comienza las obras del Ayuntamiento de Sevilla, convirtiéndose en el primer edificio público de estilo renacentista de la ciudad y en las que destaca su Fachada, el Apeadero y la Sala Capitular.

Fachada del Ayuntamiento de Sevilla.

Evolución histórica de la fachada del Ayuntamiento de Sevilla

En Andalucía:

Diego de Riaño trabaja en numerosas iglesias fuera de Sevilla. Intervino en la Iglesia de Santa María de la Asunción de Arcos de la Frontera, en la Iglesia de Santa María de la Asunción de Aracena, en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Aroche, en la Iglesia de San Andrés de Encinasola y en la Iglesia de Santa María de la Asunción de Carmona. También destaca su intervención en la Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción de Osuna, cuya portada central fechada en 1533, presenta muchos elementos de su producción. En 1527 comenzaría los trabajos de la construcción de la Colegiata de Santa María en Valladolid donde falleció en 1534 en una de las visitas que realizara a esta obra de la que hoy en día solo quedan algunos de sus muros. Ruinas de la Colegiata de Santa María. Ruinas de la antigua Colegiata de Santa María. Los cipreses marcan lo que fueron los pilares y división de las tres naves.
Una vida profesional corta pero con una amplia producción que marcará los comienzos del ¨Purismo¨ en el renacimiento español. ]]>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *

MENÚ