Categoría: Proyectos

Un pequeño andamio para la restauración del Cristo de la Clemencia

Trabajar en lugares singulares, en el que la historia, el arte y la arquitectura se funden me invita a investigar sobre los sitios en los que intervenimos.

Nos situamos en la Catedral de Sevilla, en la capilla de San Andrés, este espacio se encuentra presidido por el Cristo de la Clemencia, obra del escultor barroco Martínez Montañés.

El 5 de abril de 1603 Mateos Vázquez de Leca, Arcediano de Carmona le hace el encargo para su oratorio privado en la collación de San Nicolás.

Este crucificado es una escultura de bulto redondo, tallado en madera de cedro, el arcediano acompaña el encargo con una serie de especificaciones: realizaría la imagen de un cristo vivo, sin llaga en el costado, con la cabeza inclinada a la derecha y ojos abiertos.

Su peso es mínimo pues está completamente ahuecado en su interior, lo que e impide procesionar, la separación del paño de pureza con la cruz no supera el grosor de una hoja de papel.

Plantear el diseño de este pequeño andamio con el que se pretende hacer labores de limpieza y conservación de esta obra de arte, conlleva crear una estructura en la que van a trabajar restauradores que han de tener acceso a todos los puntos a intervenir, las plataformas de trabajo se disponen a las alturas adecuadas para que sin ser modificadas de posición den acceso a todo el perímetro de la talla y de la cruz.

El montaje lo realizará nuestro departamento de conservación del patrimonio, con montadores altamente especializados en la instalación de estructuras paraestos espacios y supervisado el trabajo in situ por un técnico de dicho departamento.

La responsabilidad es total, no se puede tocar, ni rozar, hay que evitar el más mínimo movimiento de la estructura para que durante los trabajos de restauración no se produzcan vibraciones que afecten a la escultura. También deberemos evitar taladros en los paramentos por lo que utilizaremos soluciones alternativas.

Nuestra experiencia de más de cuarenta años y la innumerable lista de intervenciones realizadas para la conservación del patrimonio tanto civil como religioso, nos han posicionado como una empresa referente a nivel nacional en este sector que sabe adecuarse a las necesidades del personal que realiza estos trabajos.

Dotar a los andamios de una serie de elementos y medios auxiliares como escaleras de manos libres, cerramientos o pequeños montacargas, facilitan la ejecución de la tarea, reducen el tiempo de ejecución y rentabilizan los proyectos.

Plano del montaje de un pequeño andamio para la restauración del Cristo de la Clemencia de la Catedral de Sevilla.

Fotos del montaje de un pequeño andamio para la restauración del Cristo de la Clemencia de la Catedral de Sevilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombre *

MENÚ