¿TE PODEMOS AYUDAR?

Categoría: Proyectos

Un estabilizador interior afianza las fachadas de este edificio semiderruido

Se comienzan los trabajos para la construcción de un edificio de apartamentos turísticos en la calle Monsalve de Sevilla, esta obra llevaba años paralizada y había quedado semiderruida en su interior. Unas estructuras a base de vigas metálicas hacían las veces de estabilizadores improvisados que soportaban los muros exteriores que daban a la calle Monsalve en la fachada principal y de la que solo se conserva hasta la altura de los balcones de la primera planta y a la calle Herrera el Viejo en su fachada lateral de la que se conservan las dos primeras plantas y 1m de la tercera. Dichas fachadas no hacen esquina pues se interpone un edificio entre ambas.

Un estabilizador interior afianza las fachadas de este edificio semiderruido - Alquiansa

Debido a la estrechez de las calles, planteamos para esta obra el montaje de estabilizadores interiores sin necesidad de dados de hormigón ocupando el acerado y la vía y por tanto dejando libre el paso para la circulación de vehículos y peatones.

En la calle Monsalve se instalará un nivel de afianzamiento por encima de la altura de la primera planta que permita la ejecución del forjado sin elementos que intercedan la disposición de los pilares metálicos en el interior de la planta baja, una vez que se ejecute dicho forjado se desmontará el nivel de estabilización pues dicho forjado hará la función de atado.

En la calle Herrera El Viejo se instalarán dos niveles de afianzamiento el primero por encima de la primera planta y el segundo por encima de la segunda, el desmontaje en esta zona se realizará en dos fases, la primera cuando se ejecute el forjado de la primera planta y la segunda cuando se realice el de la segunda. De esta forma la estructura instalada no afecta a la ejecución de la obra pues los pilares que se disponen como elementos de soporte de los nuevos forjados no se ven afectados por los niveles de atado de los estabilizadores instalados, ya que las correas que se disponen por el interior y exterior de las fachadas a modo sándwich no interfieren con dichos pilares.

El uso de estabilizadores interiores se recomienda en los centros históricos de las ciudades cuyas calles son estrechas y la colocación de dados de hormigón en el exterior de las fachadas dificulta e incluso impide el tráfico de vehículos. El corte de una calle durante la ejecución de los trabajos no solo va a molestar a los usuarios de esas vías sino también a la ejecución de las obras que se van a llevar a cabo. Si bien este sistema no es aplicable en todos los casos o situaciones si es recomendable siempre que sea posible su uso.

Planos del montaje del estabilizador interior de un edificio semiderruido

Un estabilizador interior afianza las fachadas de este edificio semiderruido - Alquiansa

Fotos del montaje del estabilizador interior de un edificio semiderruido

Fachada a calle Herrera El Viejo.

Un estabilizador interior afianza las fachadas de este edificio semiderruido - Alquiansa
Un estabilizador interior afianza las fachadas de este edificio semiderruido - Alquiansa
Un estabilizador interior afianza las fachadas de este edificio semiderruido - Alquiansa
Un estabilizador interior afianza las fachadas de este edificio semiderruido - Alquiansa

Fachada a calle Monsalve.

Un estabilizador interior afianza las fachadas de este edificio semiderruido - Alquiansa
Un estabilizador interior afianza las fachadas de este edificio semiderruido - Alquiansa
Un estabilizador interior afianza las fachadas de este edificio semiderruido - Alquiansa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *

MENÚ