Categoría: Proyectos

Restauración cúpula del Casino de la Exposición Iberoamericana de 1929 de Sevilla

En 2011, mi amigo Arturo Viola nos solicita el montaje de un andamio para la Reparación de la Cúpula del Casino de la Exposición, se intervendrá sobre un tercio de ella, en la zona que presenta un considerable desprendimiento del material cerámico que la reviste. Montamos en aquella ocasión un andamio que partiendo del pasillo perimetral se elevaba adaptándose al perímetro curvo de la cúpula y que ocuparía prácticamente la mitad de la superficie de esta.

Hemos colaborado con la dirección técnica de este proyecto para la redacción del mismo en el apartado de medios auxiliares. La estructura a instalar incluiría una escalera de acceso a la cubierta del casino, un montacargas y el andamio que permitiría acceder al perímetro curvo de la cúpula y a la linterna que la corona. También nos solicitan una cubierta que facilite trabajar en el andamio en época de lluvia y para esta petición desarrollamos una ingeniosa solución.

En 2011, en el sector que se interviene, se retira el material cerámico y se impermeabiliza dejando esta zona acabada en un color neutro al que ha llegado hasta nuestros días.

Al igual que en aquella ocasión, diseñamos una estructura de andamio que alzándose del pasillo perimetral del que parte la cúpula, llega a la zona superior de la linterna sin apoyos intermedios. Esto permitirá retirar el impermeabilizante aplicado anteriormente y el recubrimiento cerámico que se conserva, también se eliminará la lámina asfáltica que cubre los óculos del paralelo superior.

Posteriormente y una vez restauradas las piezas cerámicas se volverán a colocar en su lugar, devolviéndole a esta bóveda su imagen original.

Este es un andamio complejo en su diseño y su montaje, será necesario un replanteo minucioso, pues la torre principal que arranca de la base del casino, ha de estar centrada con la ventana superior de la linterna, y hay que tener en cuenta que el montaje de la cúpula parte de la altura del pasillo perimetral de esta. La estructura se compone de 16 torres, de las que 8 suben hasta la base de la linterna y las restantes se quedan a media altura.

De las ocho que suben hasta la base de linterna, cuatro cubren el perímetro de esta y ascienden hasta su remate permitiendo la restauración de sus paramentos y cubierta.

En la torre que parte de la cota ¨0¨ vamos a instalar un montacargas GEDA Combilif-200 que permite la elevación de carretillas de mano, de esta forma y con ayuda de las plataformas que se disponen en tres niveles, se dará suministro a las zonas de trabajo evitando la manipulación de los materiales.

El uso del sistema de andamio multidireccional Ringscaff con medida métrica, nos facilita el montaje al poder pasar de una modulación a otra directamente o sumar y restar módulos para conseguir otro de diferente medida.

Incidir también en la complicación que se encuentra los operarios que van a ejecutar la restauración, pues un andamio está concebido para trabajar correctamente planos horizontales o verticales. Cuando se interviene en claraboyas o cúpulas por su zona superior, la posición del trabajador se complica. Ha sido necesario hacer un estudio de la posición de las plataformas que faciliten el acceso a todos los puntos con la mínima dificultad y a la vez no entorpezcan la labor. Para ello hemos desarrollado ¨carros móviles¨ que suspendidos de la estructura van a facilitar la tarea.

Para cubrir esta cúpula frente a las inclemencias meteorológicas, debemos olvidarnos de los sistemas de cubiertas tradicionales a dos aguas, su dimensión, altura y ubicación (pues se situaría sobre un forjado de principios del siglo XX), nos llevan a concebir un sistema de cubrición a modo de carpa de circo. Dispondremos tubos corridos con pendiente en las ocho torres que suben hasta el anillo que soporta la linterna, en estos tubos se instalaran tiras de toldos de 3m de ancho quedando por cubrir ocho tramos triangulares para los que se colocarán toldos con forma triangular que se adapte a estos espacios. Hemos creado una solución sencilla y barata que permitirá impermeabilizar frente a la lluvia y a la vez dará sombra a este espacio en época de estío.

Plano del montaje del andamio para la restauración de la Cúpula del Casino de la Exposición Iberoamericana de 1929 de Sevilla.

Fotos del montaje del andamio para la restauración de la Cúpula del Casino de la Exposición Iberoamericana de 1929 de Sevilla.

Vicente Traver y Tomás (1888-1966)

Nació en Castellón en 1888, estudió en la facultad de arquitectura de Madrid, llegó a Sevilla en 1913 de la mano de Benigno de la Vega-Inclán, comisario regio de turismo y uno de los impulsores de la Exposición Iberoamericana de 1929, fue un arquitecto prolífero, amparado por las instituciones y la oligarquía, que desarrolla la mayor parte de su obra en la ciudad de Sevilla.

A él le debemos edificios tan significativos como la casa para Miguel Longoria en Plaza Nueva, Edificio de la Previsión Española en calle Orfila, Antiguos Almacenes del Banco Hispano Americano en Manuel Siurot, Iglesia del Corpus Cristi en la Avenida de la Palmera, Palacio de los Marqueses de la Motilla en la calle Cuna esq., Laraña. Casa Gota de Leche en Ctra. Carmona.

Transformará la arquitectura de la calle Mateos Gago donde construirá los edificios situados en los números 1, 3, 5, 9, 10, 11, 13, 15 y 39. Llevará a cabo más de cien obras y proyectos en el periodo de 20 años que vivió en Sevilla.

Fue fundamental su aportación a la Exposición Iberoamericana de 1929, con la construcción de los pabellones de la Marina de Guerra, de Turismo, Extremadura, Prensa, Industrias Ganaderas, Tabaco y Seda, así como los restaurantes y galerías comerciales.

En 1926 tras la dimisión de Aníbal González como arquitecto director de las obras de la exposición, será nombrado sustituto para llevar a cabo la finalización del proyecto, que incluyen las obras pendientes de la Plaza de España, el Casino de la Exposición y Teatro Lope de Vega y el cerramiento de la Glorieta de San Diego, que sería la fachada principal de entrada a la Exposición, ejecutándose en el plazo fijado y con las asignaciones económicas previstas.

Visita a las obras del Casino de la Exposición (Pabellón de Sevilla) 1928, junto al rey Alfonso XIII.

Aníbal González muere el 31 de mayo de 1929, días después del comienzo de la Exposición Iberoamericana de Sevilla debido a las enfermedades contraídas por la presión, el agotamiento y las desavenencias con la organización de la exposición.

Vicente Traver se convertirá en un personaje impopular, repudiado por la mayor parte de la sociedad sevillana. En 1933 marcha a su tierra quedando relegado al más absoluto olvido.

Aunque volverá esporádicamente a la ciudad y en 1952 construirá el Banco Central en la Avda. de la Constitución.

Volverá a su tierra donde es designado arquitecto diocesano de Tortosa y en 1939 arquitecto diocesano de Valencia, en este mismo año al finalizar la guerra civil, fue nombrado alcalde de Castellón permaneciendo en el cargo hasta 1942.

En esta época seguirá con su actividad e intervendrá en la construcción del Palacio Arzobispal de Valencia (1941-1946), el ​Seminario Metropolitano de Valencia, el Seminario Diocesano de la Asunción de Tortosa inaugurado en 1951, en la ermita neo-románica de San Liborio (Fuente En-Segures, Benasal), el edificio del Banco de Castellón en 1960, Casa de Cervantes en Valladolid y castillo del Señorío de Layos en Toledo, así como la sede central del Banco de Valencia y la catedral de Valencia, en Santa María de Castellón y el templo de San Pascual Bailón en Vila-real.

Falleció en Alicante el 15 de noviembre de 1966.

Su frase favorita:

«Si decir fuera hacer, las ermitas serían iglesias y las iglesias catedrales».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombre *

MENÚ