¿TE PODEMOS AYUDAR?

Categoría: Proyectos

Plataforma para la restauración de la bóveda de la Ig. de San Miguel en Morón de la Frontera

En la iglesia de San Miguel de Morón de la Frontera instalaremos una plataforma de andamios que permita alcanzar la cornisa perimetral que sirve de arranque a los arcos que conforman las bóvedas de la cubierta, sobre esta se dispondrán torres móviles que posibiliten alcanzar toda la superficie a intervenir Las dimensiones de la plataforma serán de 15m de largo por 6m de ancho y una altura de 11,30m. Tendremos que librar el coro con su sillería lo que nos va a obligar a partir con un ancho de 3m en la base para ampliar 1,50m a ambos laterales justo por debajo de la cornisa. Conseguiremos de esta manera una plataforma diáfana que permita el movimiento de las torres que se desplazan sobre la misma, librando la sillería y el perímetro del coro. Posteriormente se realizará una ampliación mediante ménsulas que permitirá alcanzar los paramentos y ventanas laterales sobre la plataforma.

PLANOS DEL MONTAJE DE LA PLATAFORMA PARA LA RESTAURAURACIÓN DE LA BÓVEDA DE LA IG. DE SAN MIGUEL EN MORÓN DE LA FRONTERA.

FOTOS DEL MONTAJE DE LA PLATAFORMA PARA LA RESTAURAURACIÓN DE LA BÓVEDA DE LA IG. DE SAN MIGUEL EN MORÓN DE LA FRONTERA.

Catálogo interactivo de pasarelas y plataformas

LA IGLESIA DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL DE MORÓN DE LA FRONTERA.

Conocida como la pequeña Catedral de la Sierra Sur, la Iglesia de san Miguel Arcángel se asienta sobre un templo medieval que se derrumba en 1503. Dicho templo a su vez se había levantado sobre una antigua mezquita almohade de la que tan solo se conserva parte de su alminar. Su construcción comienza en 1506 y se dará por terminada en 1730, un largo periodo constructivo que abarca diversos estilos arquitectónicos que van desde el gótico hasta el barroco. La iglesia se organiza en una estructura de planta de salón siendo su longitud el doble que su anchura. En su distribución mostrará una mayor amplitud la nave central y el crucero, prolongándose el presbiterio para crear una segunda nave trasversal paralela a los laterales de dicho crucero. La Capilla Sacramental y la Sacristía flanquean el presbiterio. En su proceso constructivo participarán más de 10 arquitectos, muchos de ellos serían Maestros Mayores de la catedral de Sevilla que colaboran y participarán a la vez que desarrollan su labor en la Seo Hispalense. En 1506 Antón Ruiz comenzará las obras utilizando un estilo gótico tardío, construirá el primer tramo de la nave central y las naves laterales, en las que se aprecia el uso de bóvedas de crucería a base de baquetones o nervios de terceletes. En 1926 intervendrá Diego de Riaño, antes de ser nombrado Maestro Mayor de la Catedral y de comenzar las obras del Ayuntamiento de Sevilla. Su aportación será la construcción del segundo y tercer tramo en los que destacan las bóvedas de crucería estrellada de sección circular. En 1950 será Martín Gainza quien continúe los trabajos habiendo participado anteriormente en la construcción de esta obra. A él le debemos la bóveda vaída con casetones, los tramos correspondientes a las naves laterales, capillas y la portada del Evangelio, todo ello en un puro estilo renacentista. Hernán Ruiz II aplicará las fórmulas manieristas en el crucero utilizando el ladrillo como elemento base. La cúpula central se le atribuye a Alonso de Vandelvira en el siglo XVII La cabecera del templo debió de ser diseñada por Vermondo Resta así como los cuerpos de la torre. La iglesia se terminará en el siglo XVII ya en plena época barroca por Diego Antonio Díaz que aportará el remate de la torre y la portada principal de la iglesia. En su interior destaca el Retablo Mayor de Jerónimo Velázquez, la Inmaculada de Luisa Roldan (más conocida como La Roldana y un bajo relieve de Andrés de Ocampo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *

MENÚ