¿TE PODEMOS AYUDAR?

Categoría: Proyectos

Montaje de andamios para la restauración de la cara este de la Giralda

Tras la Semana Santa sevillana, se inicia el montaje del andamio para la restauración de la cara este de la Giralda, esa que se contempla desde la Plaza Virgen de los Reyes o a lo lejos desde el bar ¨Las Columnas¨ en Mateos Gago. Una vez más colaboramos en los trabajos que se están llevando a cabo para devolver a este alminar almohade del siglo XII todo su esplendor.

La Giralda es una esbelta torre que se alza sobre las cubiertas de la catedral hispalense, pero a medida que subimos contemplamos que no mantiene completamente su verticalidad, ya lo comprobamos en la fase anterior, cuando tras replantear, centrar y nivelar el andamio, tuvimos que instalar ménsulas laterales para dominar el borde derecho de la cara sur.

Este año era importante centrar el andamio en la torre no con referencia a la base sino a su altura superior, pues en esta intervención superaremos el pretil y alcanzaremos en los dos laterales las azucenas que dan nombre a esta cubierta.

No nos hemos complicado mucho para esta operación, hemos tirado una plomada de más de sesenta metros de altura para encontrar el centro de referencia en la base del alminar, comprobamos que son apenas veinticinco centímetros la desviación que hay hacia la izquierda. Además esa declinación nos ha venido bien para salvar la reja que separa la ¨Puerta de Palos¨ de la acera exterior.

Para la restauración de las azucenas y su soporte que se elevan 8,50m montaremos dos cuerpos de andamio multidireccional de base 3×3 que parten desde el andamio exterior en los pies extremos y desde el interior de la cubierta y sobre las cornisas laterales los pies interiores. Será muy importante colocar apoyos alternativos para evitar la sobrecarga en el extremo de dichas cornisas. Estas torres de andamios superarán la altura de las azucenas por lo que se hace necesario un sobre amarre y refuerzo uniéndolas con vigas de celosía y afianzándolas al ´Cuerpo del Reloj¨.

Colocaremos ménsulas interiores en el tramo central sobre los balcones, pues en estas zonas los paramentos se remeten 0,50m y es necesario dominar todo este espacio.

Como en las fases anteriores, montaremos un andamio en el interior del campanario para su intervención, instalaremos una escalera de manos libre que facilita el acceso a los diferentes niveles de trabajo y una malla que cubra el perímetro para evitar la caída al exterior del andamio de fragmentos que se irán desprendiendo durante los trabajos de restauración de la torre.

Planos del montaje del andamio para la restauración de la cara este de la Giralda

Fotos del montaje del andamio para la restauración de la cara este de la Giralda

La Arquitectura Almohade en España

Los Almohades:

Tras la disolución del califato cordobés se creará el reino de Taifas, pequeños territorios gobernados por reyezuelos que castigados por el continuo acoso de los reinos cristianos pedirán auxilio a los musulmanes del norte de África, llegarán en su ayuda los almorávides, que terminarán estableciéndose en el territorio, desplazando a los gobernantes locales y reunificandolo, posteriormente y tras los almorávides llegarán los almohades.

Los almohades fueron una dinastía bereber asentada en el territorio del actual Marruecos entre los años 1117 al 1269, fue un movimiento de carácter rigorista basado en el seguimiento estricto y literal del Corán. Llegarán a dominar el norte de África, entrando en la Península Ibérica en el año 1145 para detener el avance de las tropas cristianas. Tras la derrota del rey castellano Alfonso VIII en la batalla de Alarcos de 1195, conquistaron hasta la mitad del territorio hispano.

Tras la batalla de las Navas de Tolosa (1212) en la que se enfrentan los reinos de Castilla, Argón y Navarra al califato almohade, este último sufrirá una severa derrota y su poder irá menguando hasta desaparecer en 1229.

Arte almohade:

Serán continuadores de las tendencias artísticas y arquitectónicas de los almorávides a los que habían sucedido en el poder, a su vez los primeros habían tomado y trasladado a su territorio de origen las tendencias del arte y arquitectura del Al-Ándalus y en especial del califato cordobés, produciéndose un arte de ida y vuelta.

Sus construcciones se caracterizan por la sencillez y austeridad que impone su doctrina religiosa, en un principio se descartan los motivos ornamentales, realizando edificios sólidos y carentes de decoración, pero con el paso del tiempo se irá enriqueciendo y convirtiéndose en uno de los más prolíferos e importantes del occidente islámico.

Su arte y arquitectura se encuadra en los ámbitos religioso, civil y militar.

Arquitectura religiosa.

Se centrará en las mezquitas, los paramentos se revocan en blanco en el interior y tienden a crear espacios amplios de líneas simétricas.

Su decoración interior se reduce a formas florales y geométricas.

Emplean bóvedas de finos nervios y con mocárabes que son elementos decorativos realizados con yeso formando prismas yuxtapuestos y colgantes a modo de estalactitas sueltas o arracimadas.

Se utilizarán los arcos entrelazados, que son una composición de varios arcos sobre columnas cruzados entre sí y que tienen una función decorativa.

Usarán el arco de herradura apuntado o túmido y decoración polilobulada.

El alfiz o moldura que decora las puertas se corta cubriendo solo la mitad superior del arco.

Utilizan la cerámica vidriada a modo de mosaicos geométricos para el revestimiento de los paramentos.

La pintura se utiliza como elemento decorativo, se puede ver en estucos tallados en yeso y en superficies pintadas con motivos florales o geométricos

El uso de la madera en la techumbre realizando artesonados de par y nudillo con tirantes. Estas armaduras estaban llamadas a adquirir un gran protagonismo en el arte mudéjar.

Introducen los paños de sebka, que son unas redes de rombos realizadas en ladrillo tallado que decoran los paramentos, esta técnica la tomarán los almohades de los selyúcidas (estado turco que dominará el extremo oriente entre los siglos XI al XII y que la importará desde China).

Los alminares son el elemento característico de las mezquitas y en el que más destacaron, estructuralmente se compone de una torre central rodeada de otra exterior conformando dos prismas paralelepípedos superpuestos, entre los que se disponen las rampas o escaleras de acceso. Será el componente más enriquecido y decorado del conjunto. Y su ornamentación será similar a un lado y al otro del estrecho.

Arquitectura civil.

Se da sobre todo en la arquitectura palatina, utilizarán los patios de crucero que ya habían hecho su aparición en Medina Al-Zahara adquiriendo en esta época gran protagonismo, se conservan en el patio de la Casa de la Contratación, anexo al Alcázar y otro conocido como el jardín del Crucero o de los baños de María Padilla, hoy en día subterráneo.

Encontraremos varias novedades propiamente almohades en el Patio del Yeso del Alcázar, su fachada exterior consta de siete arcos lobulados, el central de mayor dimensión se asienta sobre pilares, el resto de arcos es sostenido por columnas califales que soportan magnificas redes de sebka calada. Otra novedad será la colocación de celosías de estuco que permite la ventilación y el paso de la luz a través de las pequeñas aberturas y ventanas de los accesos a una estancia.

Arquitectura militar.

Utilizarán el sillarejo o pequeños sillares labrados toscamente y el tapial o mortero de arena, cal y cantos rodados.

Alcanzarán una gran eficacia defensiva utilizando distintos tipos de perímetros fortificados con continuas torres.

Se utilizarán puertas en recodo para que durante el avance en los ataques quede un flanco al descubierto.

Torres poligonales para desviar el ángulo de tiro, torres albarranas separadas del recinto amurallado y unidas a el mediante arcos superiores y cuya proyección aumenta su eficacia defensiva.

Muros de coracha que se disponen perpendiculares al recinto amurallado y que protegen una toma de agua, una puerta y además evita el cerco completo.

También utilizarán antemuros o barbacanas exteriores y fosos que se disponían paralelas al recinto.

Todos estos elementos hacían que sus fortificaciones fueran prácticamente inexpugnables.

En época de los almohades, las murallas de todas las ciudades de tamaño considerable fueron mejoradas o reconstruidas, se arreglaron las fortalezas y se crearon ciudades nuevas. Se construyeron sistemas de fortificación en Sevilla, Córdoba, Badajoz, Cáceres, Trujillo, Écija, Jerez de la Frontera… Se fundó Alcalá de Guadaira y entre finales del XII y principios del XIII se fortificaron los alrededores de Valencia, Alicante y Murcia.

Construcciones almohades en España.

En Sevilla: Los almohades tomarán la ciudad de Sevilla 1147 convirtiéndola en su capital en la península ibérica y será donde dejen la mayor parte de sus aportaciones artísticas.

Durante esta etapa y especialmente bajo el mandato del califa Abu Yaqub Yusuf (1163-1184) se edificará:

  • El puente de barcas que se construye en 1171 y que unirá la Isbiliya almohade, con su arrabal de Triana, y que se mantendrá activo tras múltiples rehabilitaciones y modificaciones hasta 1852
  • Reconstrucción de los caños de Carmona en 1171,(obra construida originariamente en época romana entre los años 68 y 65 a.c.periodo en el que estuvo en la ciudad Julio Cesar como cuestor), este acueducto permanecerá activo hasta 1912, año en el que se ordena su demolición.
  • El Palacio de la Buhaira en 1172, que sería una residencia de recreo con jardines y huertos.
  • La mezquita aljama que se empieza su construcción en 1172 y su al minar que se inicia en 1184, terminándose ambas en 1198. De su construcción se encargará inicialmente Ahmed Ben Baso y serán terminadas por Alí de Gomara. En 1401 se decide la demolición de la mezquita y sobre sus cimientos se construirá la catedral gótica de Sevilla, siendo la mayor en este estilo de la cristiandad.

La Giralda o antiguo alminar de la mezquita aljama de Sevilla, construida entre 1172-1198, durante los califatos de Abu Ya’qubYusuf y Abu YusufYa’qub al-Mansur. Su actual coronación data del siglo XVI. Y fue llevada a cabo por el arquitecto renacentista Hernán Ruiz II. El nombre de la torre proviene de la veleta (giraldillo) que la corona.

  • Patio de los Naranjos de la antigua mezquita aljama. Se conservan los muros norte y este y la puerta de acceso al mismo (Puerta del Perdón) que nos recibe con un bello arco de herradura, cumplía la función de antesala para las abluciones antes de entrar en la mezquita. El patio está conformado por pilares que sostienen grandes arcos túmidos. En el centro hay una fuente que se cree que puede ser una pila visigoda o pertenecer a unas termas romanas.
  • Ampliación de las murallas de la ciudad, durante su gobierno se duplicará el perímetro de la muralla superando los 7 kilómetros, con 166 torres, 13 puertas y 6 postigos, convirtiéndose Sevilla en la ciudad amurallada más grande de Europa.
El Alcázar en época de Abu Yaqub Yusuf. Se levantarán nuevos edificios destinados a la residencia del califa y su corte con el que representar su poder, para ello derribó todas las edificaciones construidas anteriormente. Se construyen un total de 12 palacios en el lugar que se encuentra el Patio de Montería. Todos estos palacios tenían unas dimensiones similares a excepción del Cuarto Real, destinado a la residencia califal. De esta época solo se conservan los baños de María Padilla y el Patio del Yeso.

Construcciones posteriores a Abu Yaqub Yusuf:

  • La Torre del Oro. Entre 1220 y 1221 se construye el primer cuerpo dodecágonal, completándose el sistema defensivo de la capital almohade. Era una torre albarrana que se unía a la Torre de la Plata que formaba parte de la muralla de la ciudad mediante un lienzo que cortaba el paso a la zona del Arenal. A esta época solo pertenece el primer cuerpo de planta dodecágonal, el segundo cuerpo con la misma planta pero diámetro inferior, lo mandaría construir Pedro I ¨El Justiciero¨ en el siglo XIV y el tercer cuerpo de planta cilíndrica y rematado por una cúpula se ría obra del ingeniero militar Sebastián Van der Borcht tras el terremoto de Lisboa en 1755.

Construcciones en la provincia de Sevilla:

  • Ermita de nuestra señora de Cuatrovitas en Bollullos de la Mitación que data de finales del siglo XII a principios del XIII. Sería una mezquita rural conformada por una sala de oración de tres naves separadas por arcos peraltados que fueron de herradura y enmarcados por alfiz y que gravitan sobre pilares perpendiculares al muro de la quibla que se sitúa en el sur. Al norte se encuentra el alminar original, construido con ladrillo, tiene la estructura habitual de los alminares almohades, es decir, una torre central envuelta por otra exterior, en medio se dispone de una escalera embutida cubierta por bóveda de medio cañón.

En el resto de España:

  • En Niebla, el alminar reconvertido en campanario de la iglesia de San Martín y los arcos lobulados sobre columnas de Santa María de la Granada.
  • En Jerez de la Frontera, en su alcázar, la antigua mezquita, actual capilla de Santa María la Real.

En Badajoz. La torre de Espantaperros.

Los capiteles de estuco de la antigua sinagoga de Santa María la Blanca de Toledo.

La capilla de la Asunción en el monasterio de las Huelgas de Burgos.

Tras la caída del imperio almohade, se constituyen los terceros Reinos de Taifas. Será un corto periodo que terminará en la primera mitad del siglo XIII con Jaime I de Aragón conquistando en 1236 Valencia y Fernando III de Castilla conquistando buena parte del sur de España, Córdoba en 1236 y Sevilla en 1248. Ya solo quedará el poder musulmán en el Reino de Granada que abarca territorios de las provincias de Granada, Málaga, Jaén y Almería y en el que la dinastía nazarí dominará este sultanato entre 1238 y 1492. El 2 de enero de 1492 capitula Granada poniendo fin a la reconquista cristiana del territorio peninsular.

El arte Nazarí

El conjunto de palacios y jardines que conforman la Alhambra y el Generalife es el mejor ejemplo del arte civil musulmán que se conserva en Europa. En ellos se desarrollará la máxima expresión del refinamiento y del gusto de los sentidos. En su construcción encontramos elementos del arte califal junto a otros de influencia almorávides y almohade, convirtiéndose en uno de los monumentos más significativos de esa arquitectura de ida y vuelta que se produce entre ambos márgenes del Mediterráneo.

Sus construcciones se realizan con materiales pobres pero a su vez ricamente ornamentados, en ellas se resaltan todos los aspectos decorativos que se extienden por sus dependencias.

Su estructura es simple, se compone de una serie de pequeños recintos en los que se resalta lo decorativo sobre lo estructural y en los que el uso de materiales baratos ha de ser disimulado con volúmenes y formas de gran belleza que muestran un falso esplendor.

Los materiales que emplean serán:

  • La madera en artesonados que reproducen complejos dibujos geométricos.
  • El azulejo para cubrir las partes inferiores de los muros a modo de zócalos realizados con mosaicos que presentan formas geométricas y están hechas con pequeñas teselas.
  • El yeso es el material más utilizado, por su fácil manejo y labrado y que se decora con pintura en múltiples tonos. Se aplica en paneles que reproducen decoraciones epigráficas, geométricas y florales, utilizándose en paredes, bóvedas y arcos y llegando a adquirir formas fantásticas y caprichosas.
  • El agua y la vegetación, jugarán un papel decorativo primordial al mezclarse con los elementos arquitectónicos. Se utilizará en fuentes, surtidores, pequeños canales y estanques donde se busca intencionadamente el reflejo del entorno.

El arte mudéjar.

Se desarrollará en los reinos cristianos de la península ibérica, pero incorpora elementos de la arquitectura islámica y en especial del arte califal cordobés y del almorávide y almohade. Se desarrollará entre los siglos XII y XVI y se mezclará con las corrientes románica, gótica y renacentista.

Los mudéjares eran musulmanes que permanecieron en los territorios conquistados por los cristianos en su avance hacia el sur de Al Ándalus, se les permitió conservar su religión, lengua, costumbres y tradiciones, desarrollado actividades agrícolas y artesanales.

Utilizarán el ladrillo, un material barato y asequible que lo producían las alfareros locales, evitando el uso de la piedra que en muchas ocasiones había que transportarlas de canteras distantes y con calidades desiguales.

La innovación de los sistemas constructivos, el empleo de las nuevas técnicas y el uso de los nuevos materiales como el ladrillo, la teja, el azulejo, el yeso y la madera van a conseguir realzar ornamentalmente las construcciones que se llevan a cabo, provocando un alejamiento de las tendencias europeas.

Se producirán varias escuelas como la Castellano-Leonesa o la Aragonesa y se realizarán construcciones mudéjares en toda la península de norte a sur e incluso Portugal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *

MENÚ