¿TE PODEMOS AYUDAR?

Categoría: Proyectos

Evacuación y rescate desde un andamio en construcción

Sistemas de rescate con el equipo Mittelmann MRG9-2P Hub. Es un equipo de cuerda ligero y fácil de manejar, concebido para evacuar a la víctima de una forma rápida y segura. Permite ascender o descender hasta una posición segura con las siguientes características. Certificación: EN341:2011/1A (100kg.)/1B (200kg.), EN1496:2006/clase B, CSA Z259.2.3-12, tipo 1B (200kg.) El punto de anclaje donde se fija el dispositivo rescatador debe estar por encima del usuario y debe asegurar una capacidad de carga mínima de 10kN según la norma EN795 Altura máxima de descenso de 160m. Carga máxima de descenso de 200 kg. Carga mínima de 50kg. Velocidad de descenso 0.8 m/s en cargas hasta 100kg. evacuacionrescate-01 Pasaremos a analizar la situación de rescate de una persona que ha quedado suspendida de una estructura de andamios, colgada de su arnés y fijada mediante el mosquetón que porta la eslinga y anclada a un punto de fijación del andamio. En primer lugar, como ante cualquier accidente, se debe seguir la conducta conocida como PAS, consistente en:
  • Proteger el lugar. En esta fase se debe dotar de la suficiente seguridad al entorno para que el accidente no se agrave. Se garantizará la seguridad del montador que hará las veces de rescatador. Pues si el rescatador se accidenta, además de las consecuencias que tiene para él, la situación se agravaría.
  • Avisar. Para ello se debe tener claro a quién y cómo avisar. Por supuesto, el aviso se debe hacer antes que cualquier intento de socorro, especialmente si la víctima está inconsciente.
  • Socorrer. En tercer lugar y siempre que se tengan medios, conocimientos y práctica suficiente, se pueden iniciar las tareas de rescate.
Procederemos al rescate siguiendo los siguientes pasos:
  1. Conectar al herido mediante el mosquetón de la cuerda del dispositivo de rescate. Este dispositivo permitirá bajar o subir a la víctima a una velocidad controlada.
  2. Desconectar al accidentado del mosquetón del cinturón de seguridad del que había quedado colgado.
  3. Descenderlo o subirlo de una forma segura.
A continuación, se profundiza en cada una de éstas operaciones. La primera fase consiste en fijar al herido al sistema de rescate que permitirá ascenderlo o descenderlo, este sistema estará colocado de antemano y lo irán subiendo en altura a medida que progrese el andamio. Si el rescatador debe aproximarse a la posición del accidentado, debe extremar las precauciones para mantener su propia seguridad. Si el herido está inconsciente y en el descenso o ascenso debe pasar por espacios pequeños, es más recomendable anclarle la cuerda al herido en el anclaje dorsal de su arnés, ya que el accidentado tendrá una posición más “recogida” que si se utiliza el anclaje ventral e incluso el esternal. Si no existe este problema, lo más efectivo suele ser anclar la cuerda de rescate al herido en el mismo punto en que tiene el sistema que le está sujetando, así se facilita la desconexión de este sistema. Desconectar al accidentado del sistema inicial del que estaba colgando. En algunos casos, es necesario desconectar al herido de su sistema inicial para poder realizar proceder a la evacuación. Para pasar el peso del herido del sistema del que ha quedado suspendido a la cuerda que pasa por el equipo de elevación existen varios métodos.
  1. Cortar la cuerda del accidentado una vez que se le ha conectado la cuerda de rescate, no es aconsejable, debido a las posibilidades de equivocación.
  2. Para no cortar la cuerda, elevaremos al herido hasta que la cuerda que fija su arnés al andamio quede libre y sin tensión, procederemos a soltar dicha cuerda que pasaremos por la cuerda del dispositivo de la que ha quedado suspendido el herido, con lo que conseguiremos que vaya siempre junto al montador.
En el caso de rescate por ascenso, se debe vigilar especialmente los posibles enganchones o atrapamientos del herido durante el izado, especialmente si está inconsciente, ya que el sistema de elevación puede hacer mucha fuerza y dañar a un accidentado al que se le enganche, por ejemplo, una extremidad durante el ascenso. Para garantizar la bajada del accidentado de forma controlada, se fijará una cuerda guía a su arnés que la controlará un operario desde el suelo. Una vez en el suelo, siempre que se tengan medios, conocimientos y práctica suficiente, se pueden iniciar las tareas de rescate. De lo contrario; si el herido está consciente, se colocará en posición semi-sentada, en cuclillas o agachado, en caso de víctimas inconscientes, una vez que la permeabilidad de la vía aérea esté controlada, se colocará en posición fetal durante un periodo de 20 a 40 minutos para posteriormente pasar a una posición horizontal. Para la evacuación del trabajador accidentado nos acogeríamos al plan de evacuación general de la obra.

FOTOS DEL PROCESO DE EVACUACIÓN Y RESCATE:

evacuacionrescate-02
evacuacionrescate-03
evacuacionrescate-04
evacuacionrescate-05
evacuacionrescate-06
evacuacionrescate-07
evacuacionrescate-08
evacuacionrescate-09
evacuacionrescate-014
evacuacionrescate-010

VÍDEO de evacuación y rescate desde un andamio

boton-video

MONTAJE QUE POR SU COMPLEJIDAD HA SIDO NECESARIO EL USO DE EQUIPOS DE RESCATE:

Oratorio del Partal de la Alhambra de Granada (cara norte)

evacuacionrescate-011

Acueductos del Viar (Cantilla-Sevilla)

evacuacionrescate-012

Depósito de agua de la Base Naval de Rota.

evacuacionrescate-013]]>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *

MENÚ