¿TE PODEMOS AYUDAR?

Categoría: Proyectos

Estabilizador de las fachadas de dos viviendas en el barrio de San Bernardo

El estabilizador para la rehabilitación de este inmueble fruto de la fusión de dos viviendas dispares que en los años 50 del siglo XX se unificaron, nos llevará a buscar soluciones alternativas a las habitualmente utilizadas. Tanto la disposición como la altura de los edificios e incluso los niveles de los forjados varían entre ambas fincas.

El edificio delantero presenta su fachada lateral izquierda a un callejón, la principal a la Avda. Eduardo Dato y la derecha a la calle San Bernardo, con tres plantas de altura tiene unas dimensiones de 4.80m + 17.40m + 4.40m y una altura media de 14m. El segundo edificio tiene dos plantas con su fachada delantera a la calle San Bernardo de 7.30m de largo x 9.40m de alto y su fachada trasera al mencionado callejón y unas dimensiones de 3.90m de largo por 8.00m de alto presentando un gran desnivel ente ambos frentes.

La situación ruinosa del frente del edificio y la defectuosa construcción de este, pues se compone de una doble baldosa de 2,5cm de espesor con cámara deficientemente trabada y una anchura tan solo de medio pie, hacen imposible la estabilización de este tramo al no poder considerarse como un muro cohesionado y con la suficiente entidad para mantenerse por sí mismo, también hay que considerar que el apoyo de la balconera a los forjados se realiza mediante vigas metálicas en vuelo.

Esto nos lleva a considerar una construcción donde se mantendrá la planta baja, la ménsula que sirve de arranque de la balconera en toda su longitud y los dos laterales en esquina de la primera y segunda planta así como el pretil, que son de muro macizo. También se conservarán las fachadas delantera y trasera del edificio anexo.

Cuando comenzamos el diseño de la estructura a instalar, lo primero que vamos a hacer es eliminar los elementos que se van demoler para hacernos una idea de lo que nos queda. Nos encontramos con dos esquinas de reducidas dimensiones, que sube 9.20m sobre la planta baja y que quedarán exentas y expuestas al empuje del viento. Para estas zonas realizaremos el atado con vigas Soldier del exterior e interior del edificio y mediante jabalcones daremos la estabilidad necesaria conformando triángulos que amplíen su base y por tanto su estabilidad.

Planos del montaje del estabilizador de fachadas de dos viviendas en el barrio de San Bernardo de Sevilla

Fotos del montaje del estabilizador de fachadas de dos viviendas en el barrio de San Bernardo de Sevilla

Comentarios sobre el edificio a estabilizar en la Avenida Eduardo Dato. Nº14 Esq. C/San Bernardo

Estamos en el barrio de San Bernardo, situado en los extramuros de Sevilla, se localiza entre la Puerta de la Carne y Los Jardines de la Buhaira, un espacio que sufrirá grandes transformaciones entre 1850 y 1950. De amplia tradición taurina ya que era costumbre de sus vecinos incitar a los toros que iban camino del cercano ¨matadero¨ para que se arancaran y así poder lidiarlos. En este arrabal de la ciudad se llegará a crear la primera escuela taurina del mundo.

Encontramos poca documentación gráfica de dicho matadero, apenas unos grabados de época, fotos en el que este se ve en un segundo plano y una placa de cerámica cervantina situada en la cercana fachada del edificio de la diputación y en la que se cita un pasaje de la obra ¨Rinconete y Cortadillo¨ y menciona a este matadero ¨Como una de las tres cosas que el rey tenía por ganar en Sevilla¨, refiriendose a Fernando V, el Católico.

Como hemos comentado al principio de este artículo, esta construcción es la suma de dos viviendas colindantes que en los años 50 del siglo XX se anexionan. Cuando realizo la primera visita a obra, me llamó mucho la atención el primero de los inmuebles y pregunto la fecha de construcción y el arquitecto que lo construyó, me confirman que en el catálogo de edificios del ayuntamiento de Sevilla aparece la fecha de 1950 como la de construcción de los inmuebles, comenté que debía de haber algún error, pues el primero es de estilo regionalista y su fecha de construcción no podría superar los años 30 del siglo XX, ya que a partir de esa época se impone la arquitectura racionalista que cambia radicalmente los conceptos en el diseño y desarrollo de los edificios de la ciudad.

Un vecino del inmueble nos confirma que cuando se construye el puente de San Bernardo en 1924, esta zona se ve afectada pues habrá que demoler el primer tramo de la calle para dar cabida a dicho puente y reconstruir las primeras edificaciones. En esta foto de la época se distingue el edificio al fondo del puente en proceso de construcción.

Además esta construcción me es familiar, posee una serie de elementos que se repiten en la obra de José Espiau y Muñoz, uno de los pilares de la arquitectura regionalista sevillana, y que construyera la vecina Plaza de Toros Monumental situada en esta misma avenida y a escasos trescientos metros de distancia.

El uso de dinteles de madera en puertas y ventanas, el color verde y blanco de los azulejos que decoran el alfeizar de ventanas y la base del soporte de la balconera, las ménsulas que sustentan dicha balconera y balcones, las ventanas rematadas con arcos en la planta superior y la sobrecubierta de teja que se disponen en los laterales de la primera planta de la fachada son elementos que podemos observar en la obra de José Espiau y Muñoz.

También hay que señalar que Espiau en esta época firmaba sus edificios con el ¨Escudo de la Banda¨ que normalmente lo situaba en la cerrajería del mismo y que en este no lo he localizado.

Si esta obra es de Espiau, de alguno de sus seguidores o fue un proyecto vendido a un tercero que construyó el edificio (práctica habitual en la época, debido al volumen de trabajo que abarcaban estos arquitectos), no lo puedo confirmar, pero que ese edificio es de la época de la arquitectura regionalista sevillana si queda constatado, trasladando su construcción a los años 20 del siglo XX.

Elementos que se repiten en la obra de Jose Espiau y Muñoz y se localizan en este inmueble de San Bernardo

José Espiau y Muñoz será el arquitecto de la ciudad, se alejará de los grandes proyectos de la Exposición Iberoamericana de 1929 y se dedicará a construir múltiples inmuebles que salpican todo su perímetro, solo la construcción del Hotel Alfonso XIII, la Plaza de Toros Monumental y la Comisaría Algodonera del Estado serán proyectos de gran magnitud.

El preferirá recrearse en la edificación de una ciudad que se prepara para la celebración de un evento internacional y que será necesario transformar. Una urbe que se ha construido durante su historia al amparo de una muralla que la circunda, con calles son estrechas y tortuosas.

Será necesaria la creación de amplias avenidas y se continuará con la demolición de los paños y puertas de la muralla que ya se venía haciendo desde la proclamación de la Revolución Gloriosa en 1886. Este ensanche de las calles y su trasformación en amplias avenidas llevará primero a la demolición y posterior construcción de los edificios que las flanqueaban.

Será aquí donde encontraremos sus principales obras con una producción de más de 130 construcciones de las que podemos destacar además de sus dos grandes proyectos anteriormente mencionados: el edificio Adriática y el edificio Santa Lucía en la Avenida de la Constitución, el edificio Ciudad de Londres en Calle Cuna, el edificio Pedro Roldán en la Plaza del Pan, etc.

Pero en esta amplia producción habrá elementos arquitectónicos que el arquitecto repite y que se encuentran en el edificio de la esquina de Av. Eduardo Dato con c/San Bernardo.

Comienzo haciendo referencia a un edificio que sería la Casa para Juan Bautista Calvi construida en la Avenida de la Constitución nº 12 entre 1912-15, posteriormente pasará a ser la sede del Banco Urquijo y que para la ampliación de este se demolerá junto a dos edificios colindantes de Antonio Gómez Millán y Aníbal González.

La obra que estamos analizando presenta dos balcones cubiertos con tejadillos (que han perdido sus tejas) en los laterales de la balconera de la primera planta, estos están apoyados con jabalcones sobre la fachada de planta baja, en los extremos de las barandillas aparecen puntales de cerrajería que soportan la base de madera de la cubierta.

El edificio de la Avda. de la Constitución muestra en su lateral izquierdo dos balcones en primera y segunda planta, el superior cubierto con un tejadillo soportado por un jabalcón que sostiene las vigas de madera sobre el que este descansa, el inferior se soporta mediante un jabalcón que sostiene desde la planta baja una viga de madera que sirve de apoyo a la base del balcón de primera planta, desde la reja y en su extremo, un puntal de cerrajería soporta la base de madera del balcón superior. Se repiten elementos en una y otra obra y puedo asegurar que el tejadillo de la segunda planta presentaría pequeñas tejas de color verde y blanco propias de la arquitectura de Espiau.

El uso de arcos, pilastras y cornisas enmarcando las ventanas de la última planta del edificio. A la izquierda vemos el edificio de San Bernardo, a la derecha el de la Av. De la Constitución y bajo estas líneas inmuebles en c/ Francos, nº 65 y c/ Macarena, nº 4

El uso de dinteles de madera en puertas y ventanas, en estas fotos vemos a la izquierda el edificio de San Bernardo y a la derecha el de Plaza de la Alfalza, nº 5, ambos presentan varios elementos en común: los dinteles de madera, los pequeños balconcillos, la cerámica verde y blanca en la base de estos y en la cornisa inferior e incluso la cerrajería es idéntica.

Otro elemento característico del edificio de San Bernardo es el frente de la balconera que presenta un estado ruinoso y es imposible de estabilizar, pues está construido con un doble tabique de baldosa de 2.5cm de espesor, cámara y cuyo ancho no supera medio pie (15cm), esto se haría para evitar un sobrepeso de esta balconera que descansa en vuelos de vigas metálicas en los forjados de segunda y cubierta, y sobre la base en vuelo de la balconera apoyada en jabalcones dispuesta a la altura del forjado de primera planta.

Este tipo de paramento nos lo encontramos cuando realizamos el montaje de andamios para la rehabilitación del edifico de Cuesta del Rosario nº 1, tras la advertencia del constructor para no utilizarlo como punto de amarre de la estructura que estábamos instalando debido a la precariedad y poca resistencia del mismo.

Los jabalcones son un elemento recurrente en el diseño constructivo de Espiau, se repite en muchas de sus obras y utilizados de múltiples formas y maneras. En estas fotograrias vemos a la izquierda el edificio de San Bernardo, en el centro el de c/Feria, nº 64 y a la derecha el de c/Demetrio de los Rios, nº 3.

De fecha contemporánea a la construcción del edificio de San Bernardo encontramos este edificio que presenta múltiples similitudes.

Construido entre 1919 y 1921 como casa vivienda para Pedro Esteruelas y González en la c/Velarde, 7 esq. c/Varflora.

El uso de dinteles de madera, jabalcones bajo balconeras, el color verde y blanco de la cerámica en balcones, cornisas y cubierta de tejas. Ventanas enmarcadas con arcos, pilastras y cornisas en la última planta, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *

MENÚ