¿TE PODEMOS AYUDAR?

Categoría: Proyectos

Apuntalamiento con andamio multidireccional para el rodaje de un documental

Concretamente montaremos un apuntalamiento para soportar el forjado de madera que conforma el piso de la cubierta a dos aguas del edificio, lugar elegido como localización para la grabación de secuencias.
Al encontrarse en estado precario los tableros que conforma el piso de esta cubierta, el apuntalamiento no solo tiene que soportar las vigas de madera sino también el espacio del entrevigado. En principio nos solicitan puntales para realizar dicho trabajo, pero por la altura y las exigencias que nos demandan, esa solución la desechamos desde el principio, para proponer el montaje de andamio multidireccional que nos permitirá hacer el doble apuntalamiento solicitado. Utilizamos el sistema Ringscaff de nuestro proveedor Scafom-Rux, un andamio sencillo de montar con alta capacidad de carga por pie y múltiples soluciones para el montaje. Se dispondrá una estructura de 3m de ancho en vanos de 1.5m +1.5m, por 18m de largo con vanos de 1.5m y con una altura de 6.60m, para la zona del entrevigado colocaremos plataformas de aluminio de 4m apuntaladas en los horizontales reforzados dispuestos en la última corona, en definitiva una estructura con una capacidad de carga superior a las 100 toneladas. Pero habrá que librar una dificultad añadida, la existencia de un nivel de vigas de madera por debajo del forjado que antiguamente soportaban un falso techo, esto nos obligará a desplazar los pies que coincidan con estos elementos.

PLANOS DEL APUNTALAMIENTO CON ANDAMIO MULTIDIRECCIONAL

FOTOS DEL MONTAJE DEL APUNTALAMIENTO CON ANDAMIO MULTIDIRECCIONAL:

Catálogo de intervenciones de cimbras y apeos

UN POCO DE HISTORIA:

Las Atarazanas de Sevilla se encuentran situadas en el barrio del Arenal, se construyen en el siglo XIII reinando Alfonso X ¨El sabio¨ siendo propiedad de la corona de Castilla, se ubicará en el exterior del recinto amurallado en la zona comprendida entre la Torre del Oro, La Torre de la Plata, la Puerta del Carbón y el Postigo del Aceite, incluyendo una gran explanada que llegaba al rio. Con una superficie de 15.000m² sería una de las mayores instalaciones industriales de la Baja Edad Media Europea. Originalmente era un edificio de 17 naves perpendiculares al rio, arquitectónicamente se trata de una construcción de estilo gótico y mudéjar construida en fábrica de ladrillo en la que se aprecia la influencia del arte almohade. Estas naves se comunican lateralmente a través de gruesos arcos ligeramente apuntados y que arrancan desde el suelo.

En esta foto se aprecia la profundidad a la que se encontraba la solera original de las Atarazanas y la altura de los pilares de los que parten los arcos hoy en día semienterrados.

Sus naves adosadas tienen una anchura y longitud admirable concebidas para la producción de los mayores barcos de la época. Se especializará en la construcción de galeras y tendrán un papel fundamental en la lucha por el control del estrecho de Gibraltar contra los musulmanes y en la guerra de los 100 años. Con una gran capacidad de producción, se construirán frecuentemente flotas de 20 y hasta 30 embarcaciones de forma simultánea, movilizando entre 400 y 500 artesanos y un gran número de esclavos que harían los trabajos más penosos. La madera necesaria se traería de los bosques que poseía la corona en la sierra Norte de Sevilla. La autoridad en las atarazanas la ejercía el alcaide de los Alcázares y era un cargo de confianza nombrado por el rey. Estas instalaciones albergarán además de las naves en construcción todos los pertrechos necesarios para su montaje, reparación y mantenimiento. También se utilizarían para guardar botines de guerra, se desarrollarán actos y festejos e incluso para recluir prisioneros. En época de los Reyes Católicos las atarazanas irán dejando de construir barcos, el desuso de las galeras a favor de las naves mancas o veleros, como las carracas o naos hará necesario otro tipo de astilleros. Por este motivo se realizarán obras para su remodelación. En la nave del extremo sur se situarán lonjas de pescado y viviendas. En 1587 la aduana de la ciudad ocupará las naves 13, 14 y 15, en el siglo XVI una nave se alquilará para almacén de aceite, otra para almacén de lanas y una tercera para almacén de mercurio. En 1593 el rey Felipe II prohibirá que los barcos construidos en los astilleros de Sevilla realicen los viajes a las Indias aduciendo la peor calidad de la madera que estos utilizaban.

En esta vista de Sevilla de finales del siglo XVI aparecen Las Atarazadas indicadas con el nº 23 al lado del Postigo del Carbón con el nº43.

En 1641 este edificio sufrirá una gran intervención con la construcción del Hospital de la Caridad y su iglesia, que ocupó cinco de sus naves. En 1719 el gobierno dispone que cinco de sus naves pasen a almacenar material de artillería, función que ya había llevado a cabo desde 1587.En 1762 se producirá una gran reforma del Cuerpo de Artillería que provocará al cabo de los años que la Maestranza de Artillería sita en las Atarazanas contase con un gran depósito de carruajes y pertrechos para el suministro de las tropas teniendo que anexionarse las dos naves restantes que son las que ocuparía el ejército hasta el siglo XX.

Detalle del plano de Olavide de 1771. En el que se muestran Las Atarazanas y su entorno: de izquierda a derecha, la Maestranza de Artillería (156), el Hospital de la Caridad (139), la Aduana (154) y un almacén de lanas (155); en el entorno: Postigo del Carbón (2), Postigo del Aceite (3) y Plaza de la Carnicería de los Abades.

En 1752 por orden del rey Carlos III, las Atarazanas se ampliarán con la construcción del primer cuerpo, una remodelación arquitectónica que transformó parte del edificio y nos dejará su imagen actual con la construcción de la fachada con su inscripción de ¨MAESTRANZA DE ARTILLERÏA¨ En 1782 las Maestranzas de Cádiz y Málaga se unificaron en la de Sevilla quedando esta como abastecedora única para Andalucía, Extremadura y un año más tarde también para la Indias.
Aparte de la construcción de la Caridad en el siglo XVII, el resto de la estructura del edificio original sobrevivió completa hasta 1945, cuando cinco de las naves fueron derribadas para dejar sitio a la construcción del actual edificio de la Delegación de Hacienda.

ANTECEDENTES:

La construcción de embarcaciones en Sevilla se documenta desde siglos antes a la edificación de las Atarazanas: La primera noticia que se tiene de unos astilleros en la ciudad de Sevilla (Híspalis) es del siglo I a.C cuando tiene lugar la guerra civil entre Pompeyo y Julio César. En la época de dominio árabe, gobernando el emir Abd al-Rahman II los vikingos remontarán el río Guadalquivir con 80 barcos y atacarán la ciudad provocando grandes daños y matanzas, tras la batalla que se llevará a cabo en los llanos de Tablada los normandos saldrán mal parados sufriendo una estrepitosa derrota. Esto provocará el refuerzo de las murallas de origen romano que protegían la ciudad y la construcción de unos astilleros. En 1184 el califa Abu Yacub Yusuf I ordena al gobernador de la ciudad la fabricación de una gran flota para combatir a los reinos cristianos. ]]>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *

MENÚ