¿TE PODEMOS AYUDAR?

Categoría: Proyectos

Andamio para la restauración del retablo mayor de la iglesia parroquial de Lepe

Un retablo de medianas dimensiones se dispone en el fondo del presbiterio de la parroquia de Santo Domingo en Lepe, ocupando el testero plano de la cabecera de esta. Fue ejecutado a fines del siglo XVII y procede del antiguo convento de Ntra. Sra. de la Piedad, de religiosas dominicas de Lepe.

Este retablo tallado en madera dorada y policromada se compone de sotobanco, banco, un solo cuerpo que se articula mediante columnas en tres calles, presentando la central una hornacina que alberga al santo titular, en las calles laterales aparecen dos esculturas sobre repisas, a la izquierda San Juan Evangelista, de la segunda mitad del siglo XVI, a la derecha está San Cayetano. Sobre estas repisas se sitúan dos relieves de santas dominicas. En el ático hay un relieve que figura la visión o sueño profético que tuvo Santo Domingo, cuando se hallaba en Roma para conseguir la aprobación de las Reglas de su Orden. La Virgen contiene la ira de Cristo, gracias a la intervención de San Francisco y Santo Domingo de Guzmán.

Se va a instalar un andamio que de acceso a todos los puntos a intervenir, el trabajo minucioso que se va a llevar a cabo necesita adaptarse a su perímetro evitando la existencia de huecos que pudieran provocar un accidente. Mediante ménsulas y pies de barandillas interiores vamos a cubrir orificios y aperturas, nos introduciremos con el andamio en la hornacina central y nos adaptamos al perímetro del arco en el que se dispone el ático, librando las esculturas de ángeles y querubines.

Por último, se instalará sobre el frente del andamio una lona que reproduce el retablo, de esta manera se minimiza el impacto visual de la intervención que se va a llevar a cabo.

Plano del montaje del andamio para la restauración del retablo mayor de la iglesia parroquial de Lepe

Fotos del montaje del andamio para la restauración del retablo mayor de la iglesia parroquial de Lepe

Objeto de la restauración del retablo.

Se va a llevar a cabo un profundo trabajo de restauración y conservación que comprende, la limpieza general de polvo superficial, eliminación de elementos extraños como clavos, alambres, cubillos de velas, antiguas instalaciones eléctricas, se recuperarán las encarnaciones, el color y el dorado, se va a realizar una limpieza de barnices oscurecidos por la oxidación y se eliminarán desafortunados repintes que cubren su imagen original, recuperando el cromatismo en toda su superficie. También se llevará a cabo una consolidación de la estructura, reforzando y desinsectando el conjunto, se revisarán las fijaciones y cogidas del retablo al muro, etc.

Todo ello para devolver a este retablo toda su belleza y esplendor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *

MENÚ