¿TE PODEMOS AYUDAR?

Categoría: Proyectos

Andamio para la limpieza del Retablo Mayor de la Catedral de Sevilla

Volvemos a montar andamios en el Retablo Mayor de la Catedral de Sevilla, en esta ocasión se va a alcanzar solo una altura de trabajo de 6m y se realizará una limpieza superficial del polvo acumulado tras cinco años de haber terminado su restauración integral. Los continuos trabajos de rehabilitación y mantenimiento que se están llevando a cabo tanto en las fachadas exteriores como en el interior del templo provocan polvo en suspensión que se acumulan en espacios como este que terminan perdiendo buena parte de su esplendor.

Será sobre todo en los planos horizontales donde el polvo se concentre y en especial en los volúmenes de las tallas, sobre los estofados de las vestimentas, en la policromía de los fondos, en los relieves de las columnas o sobre los doseletes que cubren las escenas.

Para esta ocasión nos piden instalar un andamio que se monte y desmonte muy rápidamente, pues se pretende realizar la intervención en el menor periodo posible y que el Retablo Mayor esté poco tiempo cubierto con andamios.

Para esta intervención utilizaremos los andamios Super M-100 de Scafom Rux que nos van a permitir utilizando un mínimo de componentes realizar una instalación segura y accesible que permita alcanzar todo el espacio a intervenir.

La anchura de 1m facilita la acumulación de los materiales y elementos necesarios para la limpieza así como el deambular por los niveles de las plataformas de trabajo. Será necesario evitar el movimiento del andamio por pequeño que este sea, pues se realiza una intervención minuciosa y no podremos tocar ni acercarnos demasiado a ningún elemento del retablo. Como siempre buscamos sistemas alternativos de amarre al ser imposible su fijación en el frente pues es un paramento de madera tallada y policromada.

Una intervención que va a permitir devolver todo su esplendor, a este espacio único por su riqueza histórico artística.

Plano del montaje del andamio para la limpieza del retablo mayor de la Catedral de Sevilla.

Fotos del montaje del andamio para la limpieza del retablo mayor de la Catedral de Sevilla.

Andamio para la restauración del Retablo Mayor:

En marzo de 2012 se comienzan la restauración del Retablo Mayor de la Catedral de Sevilla, unos trabajos que durarán más de dos años y que recuperarán la belleza y el resplandor de esta obra de arte. El proyecto fue impulsado y sufragado íntegramente por el Cabildo de la Catedral de Sevilla mediante los ingresos obtenidos con la visita cultural al templo, esta práctica se ha ido repitiendo en todas las obras realizadas hasta la actualidad y doy fe de que han sido muchísimas. Agradecer desde aquí al Cabildo el celo y empeño que está teniendo en el mantenimiento y conservación de esta seo, la mayor catedral gótica del mundo y la mayor por volumen de todos los estilos.

Las labores de restauración se llevarán a cabo por un equipo multidisciplinar coordinado por Teresa Laguna Paul (responsable de bienes muebles de la catedral) y Fernando Guerra Librero (director del proyecto de restauración) y que está conformado por un grupo humano de 50 especialistas implicados en este proyecto de restauración en el que se van a invertir más de 60.000 horas de trabajo.

Los trabajos de restauración consistirán en la eliminación del polvo acumulado, fijación de policromía y dorados, retirada de barnices, colas y repintes, limpieza de estofados y encarnaciones.

Se utilizarán para ello las últimas técnicas de recuperación artística para devolver los colores y el dorado original de los relieves.

En este trabajo Alquiansa intervendrá en dos momentos, ayudando a la dirección técnica que realiza el proyecto de restauración en la elaboración del diseño del andamio a utilizar y posteriormente en el montaje del andamio definitivo que se instalará para la restauración del mismo.

Un poco de historia sobre la construcción del Retablo Mayor.

El Retablo Mayor se construye entre los años 1481 y 1564, fueron necesarios 83 años para su finalización. Con unas dimensiones de 27.80m de alto, 20.10m de ancho, 5.00m de profundidad y una superficie total de 400m2 está considerado como el mayor retablo de la cristiandad.

Hicieron falta varias generaciones de artistas y se pasará del estilo gótico tardío de su cuerpo central al flamante renacimiento en sus calles laterales, dosel y galería superior de los apóstoles. Este retablo se realizó en dos fases comprendidas entre 1481-1526 y 1550-1564.

El diseño primitivo fue realizado por el escultor flamenco Pyeter Dancart comenzándose su construcción en 1482; concebía un retablo de 20m de alto por 18m de ancho dividido en siete calles verticales, la central de doble anchura que las laterales, estas calles serán articuladas por pilastras decoradas con más de doscientas hornacinas con pequeñas figuras de santos, a nivel horizontal el retablo se divide en cuatro pisos más banco y sotobanco en los que se distribuyen 28 escenas de la vida de Cristo y la Virgen María cubiertas por doseletes ricamente decorados.

Tras su muerte en 1492 lo relevará el también flamenco Maestro Marcos que se hará cargo hasta 1505. Desde 1507 a 1508 se registra la intervención de Pedro Millán que realiza las escenas de ¨La Natividad de la Virgen¨ y ¨El beso de San Joaquín y Santa Ana¨, le sustituirá Jorge Fernández Alemán quien tuvo como colaborador a su hermano Alejo Fernández dirigiendo ambos la ejecución de la obra hasta 1529 año en el que se da por concluida la primera fase.

En 1550 el Cabildo decide añadir dos calles laterales que se dispondrán en ángulo recto lo que supondrá la creación de 16 nuevos relieves con motivos del antiguo y nuevo testamento, por lo que el conjunto ascenderá a un total de 44 escenas.

El retablo se completa con un dosel con casetones octogonales, todos ellos de diferente hechura, a modo de techo.

Sobre el que se situará una galería en la que se dispone una piedad flanqueada por la representación de los apóstoles. El conjunto se corona con una bella crestería y el impresionante Calvario gótico del siglo XIV en el que se representa a Jesucristo Crucificado la Virgen María y San Juan Evangelista y que se le conoce popularmente por ¨El Cristo del Millón¨.

En la base del retablo y sobre la mesa que alberga el sagrario, se dispone la Virgen de la Sede del siglo XIII que da nombre a esta catedral.

Hemos enumerado los artistas más relevantes que han intervenido en la construcción de este retablo pero junto a ellos participarán un sinfín de escultores y maestros artesanos de la época.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *

MENÚ